Combate de Germania (6 de Noviembre de 1879).

 

Combate de Pampa Germania.
El Combate de Pampa Germania, también conocido como Combate de Agua Santa, fue un combate de caballería, acaecido el 6 de noviembre de 1879 en el marco de la Campaña de Tarapacá durante la Guerra del Pacífico. En esta acción, los jinetes chilenos dirigidos por José Francisco Vergara y Sofanor Parra baten a la caballería aliada liderada por José Sepúlveda que custodiaba la retaguardia del ejército aliado que había emprendido su marcha hacia Dolores, en el sector de Pampa Germania, cercano a Agua Santa.

Antecedentes
Al día siguiente del desembarco chileno en Pisagua, fue enviado el Teniente Coronel de la Guardia Nacional don José Francisco Vergara junto a cinco oficiales a San Roberto, ya que se tenían noticias que en el lugar se concentraba un contingente aliado de unos 6.000 soldados[1] , pero volvieron sin encontrar nada. A su vuelta, Vergara sugiere al General Erasmo Escala realizar un reconocimiento mayor[2] , por lo que fue enviada al desierto una partida de exploración con el fin de comprobar la retirada perú-boliviana y establecer zonas de seguridad y de aprovisionamiento de agua para el resto de las tropas. Esta partida estaba a cargo del mismo Vergara, compuesta por un escuadrón del regimiento Cazadores a Caballo, formado por jinetes bajo el mando de los capitanes Parra y Barahona. Al llegar a la estación de Dolores y encontrar sus instalaciones intactas, informó de su hallazgo a Escala, instándole a enviar tropas hacia el lugar.


Buendía, entanto, había ordenado reunir a las tropas aliadas en Agua Santa luego del desembarco chileno. Mientras se dirigía hacia Pozo Almonte, lo sorprende la noticia de que una fuerza chilena marcha hacia sus posiciones, por lo que ordenó la movilización de sus tropas hacia el sur, dejando a una fuerza de caballería, compuesta por jinetes del Húsares de Junín y por los Húsares de Bolivia, comandados por el Teniente Coronel peruano don José Buenaventura Sepúlveda y el Capitán don Manuel María Soto, respectivamente[1] , para custodiar su retaguardia. Los aliados llegaron a Germania a las 3:45 de la tarde. Sepúlveda dispuso que el ganado fuera desensillado, que la tropa tomara descanso y que atendiera su alimentación, para continuar hacia Negreiros en la noche. Para prevenir cualquier sorpresa ordenó que en la dirección de Negreiros, donde podían aparecer fuerzas chilenas, fueran establecidos algunos vigías y un trompeta.
Poco hacía que los aliados reposaban en Germania, cuando sonó el clarín, porque se acercaba un pelotón chileno que era de avanzada. Se produjo un tiroteo durante algunos minutos y apareció por la izquierda primero, y luego por la derecha, el resto de fuerzas de Vergara.


El combate Al amanecer del 6 de noviembre, el Capitán de Caballería Sofanor Parra ordena el ataque, mientras que los aliados se abren para a su vez lanzarse a la carga.
Al chocar ambas fuerzas, la caballería chilena, sobre cabalgaduras más altas y en superioridad numérica, rompe el centro de las fuerzas aliadas, separando a los jinetes peruanos en dirección al norte y los bolivianos hacia el sur.
Una vez dividido el contingente aliado, la caballería chilena sale en persecución de los aliados, matando a casi todos [3]. Cayeron alrededor de ochenta y nueve aliados, entre los que se contaba el Coronel Sepúlveda. Los chilenos lamentaron la pérdida de nueve soldados.


Fuente
Historia del Ejército de Chile, Vol. V. Estado Mayor General del Ejército.

 

 

La Guerra del Pacifico ”Gloriosos Batallones de Atacama” Héroes por Siempre. www.batallonesdeatacama.org Por Felipe Varas Erazo.