Combate de La Concepción (9 - 10 de julio de 1882).

Un acto de valentía y heroísmo chileno.

 

 

Antecedentes.


Entre los años 1879 y 1883 Chile estuvo en guerra contra Perú y Bolivia, en el hecho bélico conocido como "Guerra del Pacífico". La causa de esta guerra fue que Bolivia vulneró en 1878 un tratado realizado con Chile en 1874, al aumentar los impuestos cobrados a las empresas salitreras chilenas e imponiendo el poder en toda la provincia de Antofagasta. En dicho tratado, Chile y Bolivia establecieron el paralelo 24° de latitud como límite entre ambas naciones, renunciando Chile a las posesiones territoriales al norte de este paralelo, pero con la sola condición, que Bolivia conservara los impuestos.
El 14 de febrero de 1879, día en que fue rematada la Compañía de Salitres y Ferrocarril de Antofagasta, desembarcaron las tropas chilenas del Coronel Emilio Sotomayor, que ocuparon la ciudad y tomaron posesión de ella. Durante un mes, la división compuesta por 2.000 hombres logró tomar el dominio de Mejillones, Caracoles, Tocopilla y Calama, por lo que el 1 de marzo de 1879, Bolivia declaró la guerra a Chile.

Después de realizada la campaña marítima, comenzó la campaña del desierto o campaña terrestre. Luego de la derrota de los peruanos y bolivianos en la batalla de Tacna el 26 de mayo de 1880, Bolivia se retiró de la guerra al romper su alianza con Perú.

 

Combate de la Concepción (9 y 10 de julio de 1882)
La resistencia peruana había desarrollado una guerrilla en las Sierras del Perú, comandadas por oficiales peruanos a cargo de tropas de indígenas y montoneros. Las tropas chilenas al internarse en la sierra debieron enfrentar un clima hostil, una epidemia de fiebre tifoidea, la falta de alimento y ataques sorpresa que disminuyeron en un 35% la dotación chilena.
El 9 de julio de 1882, en la aldea peruana de La Concepción, se encontraba la dotación chilena compuesta por hombres entre 16 y 19 años, entre ellos: 2 sargentos, 5 cabos, 66 soldados y 3 subtenientes a cargo del Capitán Ignacio Carrera Pinto, los cuales fueron cercados durante dos días por los hombres del coronel

La Concepción era una aldea de 3.000 habitantes, rodeada de cerros y próximo al río Jauja. Poseía una plaza rectangular rodeada de cuatro manzanas edificadas.
Tres días antes de la batalla, la 4ª compañía del batallón Chacabuco del 6º de línea, al mando del capitán Carrera entró al pueblo se acuarteló en la Iglesia. Sin embargo, a las 14:00 del 9 de julio, el coronel peruano Juan Gastó atacó La Concepción con 400 soldados, luchando cuerpo a cuerpo en las calle del pueblo.

Al anochecer, los chilenos se replegaron al cuartel, manteniéndose el combate hasta las 10 de la mañana del día siguiente. Debido a la falta de municiones, los últimos 30 minutos, los chilenos debieron combatir con cuchillos.
Dentro de la dotación chilena se encontraban dos mujeres una embarazada, la cual dio a luz esa misma noche, pero al ser atacado el cuartel, los peruanos asesinaron tanto a la madre como el bebé.

Datos Anecdóticos
Como dato anecdótico de mencionar, la bandera chilena que flameó durante todo el combate de la Concepción fue rescatada y llevada de vuelta a Chile. Esta bandera se encuentra hoy día en el Museo de la Escuela Militar.
Otro dato, es que los corazones de los cuatro oficiales: Carrera, Montt, Martínez y Cruz fueron sacados de sus cuerpos por orden del coronel Estanislao del Canto, para que descansaran en la Catedral de Santiago.
el frente este y sur existía una trinchera de tres kilómetros.
Como último dato importante, el capitán Ignacio Carrera Pinto era nieto de José Miguel Carrera Verdugo, prócer de la independencia chilena.
Según Decreto Supremo del 1 de julio de 1974, el 9 de julio fue instaurado como el "Día Oficial de la Bandera Nacional", en conmemoración al heroísmo mostrado por los 77 chilenos, que mantuvieron izada la bandera chilena durante todo el combate en el pueblo peruano de la Concepción.
En honor a esta misma celebración, el 9 de julio se conmemora en todos los regimientos y escuelas militares la ceremonia de "Juramento a la Bandera", donde cadetes, dragoneantes y conscriptos, como también los noveles oficiales y suboficiales, prestan su juramento de fidelidad a la patria:

 

 

La Guerra del Pacifico ”Gloriosos Batallones de Atacama” Héroes por Siempre. www.batallonesdeatacama.org Por Felipe Varas Erazo.