Los Batallones de Atacama.

Subteniente Rafael Torreblanca.

Cuando en 1879 la patria amenazada llamó a defenderla, los atacameños respondieron sin dudarlo y formaron el Batallón cívico Copiapó. Fue así que un día de Marzo, mineros de Chañarcillo, comerciantes y obreros copiapinos, Lomas Bayas, Puquios, Chimberos, Cerro Blanco, Chañaral, Huasco, Cariizal, etc embarcaron desde el puerto de Caldera rumbo a Antofagasta al mando del oficial Jorge Cotton, gritando:¡Viva Chile!, mueran los cuicos!

Las mujeres donaban sus joyas, bordaban banderas y se hacían cargo de las labores que los hombres abandonaban por defender a la patria. Ellas tenían una voz y un ejemplo, doña Candelaria Goyenechea.

Un soldado anónimo escribió, según cuentan las crónicas, la siguiente nota:”Quisiéramos llevar a la pelea una bandera trabajada por manos copiapinas, yo al contemplarla sentiría mayor valor con sólo recordar que en este símbolo que nos lleva al triunfo, hubo un mano delicada, hubo un ser querido que trabajó”.

Ellas respondieron al llamada y la bandera azul con la estrella dorada flameó orgullosa en el campo de batalla. Ellos cumplieron la promesa y la sangre viril y mineral de los atacameños sembró la pampa de heroísmo.

Del lado de la oficialidad se oían nombres que hoy vemos plasmados en nuestras calles, Ramón Vallejo, Andrés Wilson, José Vicente Blanco, Juan Agustín Fontanes, Rafael Torreblanca.

Confeccionando el estandarte del batallón Nº 1, Beatriz Matta, Luisa Manterola, Elena Salazar.

¿Te suenan esos nombres? Es tu sangre, es su sangre la que aun mueve esta región. No desde las armas, sino desde el pirquén, la mina, la caleta, el parronal, el almacén.

Y dejaron su sangre en Pisagua. Fueron factor clave en el triunfo de Dolores, a punta de corvo y chupilca del diablo. Y los nombres de Vallejo, Torreblanca, Blanco, Juan Martínez, Luis Uribe, Orella o Carlos Escuti que clavó el estandarte del Atacama en lo alto del cerro Solar, después de la batalla de Chorrillos.

 

Batallón "Atacama" N°1:

El batallón "Atacama" N°1, fue creado el día 13 de Mayo de 1879, sobre la base del batallón cívico de la ciudad, quedando de guarnición en Caldera, donde se inicia la instrucción del cuerpo, además de realizar la construcción de los dos fuertes del lugar el "Esmeralda" y el "Arturo Prat", en principio pareció que el gobierno no estaba interesado en que un cuerpo cívico de la zona participara activamente en las futuras campañas de la guerra, prueba de ello es que en un momento se envió a unos 100 hombres de la unidad para que completaran la dotación del 2° de Línea, temiendo ser transformados en un cuerpo de reemplazos, a verse disueltos, sin equipos apropiados, ni siquiera uniformes la moral de la unidad empezó a bajar, pero finalmente gracias a gestiones realizadas por el intendente de la provincia de pronto el cuerpo se vio con la seguridad de no ser disuelto, además por el mismo tiempo recibió sus flamantes uniformes negros, lo que les valió el apodo de "los curitas", la moral subió al máximo cuando con fecha 14 de Octubre de ese año es enviado a Antofagasta, bajo la enérgica mano de su comandante Juan Martínez, la unidad alcanzó en poco tiempo un excelente pie de instrucción, pero a pesar de esto se decidió dejarlo en Antofagasta como parte de la reserva, contrariado, el comandante ordena realizar según la costumbre de las tropas chilenas acantonadas en Antofagasta una carga a la bayoneta contra un cerro muy empinado, a la vista del General Escala y del Ministro Sotomayor, la unidad cargó de tal forma que no perdió la formación, no quedo rezagado ni uno de sus hombres y realizó la ascensión hasta la cumbre en solo la mitad del tiempo empleado por los mejores cuerpos del ejército, impresionados por la carga rápidamente se decidió que el "Atacama" N°1 debía marchar con las primeras tropas a Tarapacá, aún más, el general Escala designo como parte de las primeras tropas en entrar en acción, junto a la Brigada de "Zapadores", en el desembarco anfibio de Pisagua, el 2 de Noviembre de 1879 fueron las tropas cívicas del "Atacama" N°1 las que primero remontaron hasta la alta cumbre de Hospicio luego de varías horas de combate, en este combate el batallón perdió 75 hombres, destacando por su valor el joven Teniente Rafael Torreblanca, trasladado al interior como parte de las tropas que debían proteger la aguada de Dolores, enfrentan a los aliados en dicha batalla, el 19 de Noviembre, luego de haber marchado durante gran parte de la noche desde Santa Catalina, fue decisiva la intervención de la unidad en la batalla al contraatacar a las tropas peruanas que asaltaban la batería Salvo, primero dos compañías y luego las otras dos cargando con furia apoyados por grupos aislados del Batallón "Coquimbo" N°1, rechazaron hasta el plano a los peruanos, se lucho con saña, pero finalmente las tropas aliadas se retiraron, el "Atacama" N°1 perdió en esta ocasión 93 hombres.
Terminada la campaña, el cuerpo de apenas unos meses de formación había adquirido un gran prestigio, siendo asignado a la 2° división, y embarcado con rumbo a Ilo para participar en la campaña de Tacna y Arica, al poco tiempo el comando chileno decide enviar una expedición contra Moquegua, formando parte de ella el "Atacama"N°1, luego de atravesar un terrible desierto, la unidad entra en Moquegua, abandonado por las tropas peruanas, que se atrincheraron en las alturas de Los Angeles, en una arriesgada operación el batallón trepó por las escarpadas laderas del Estuquiña, flanqueando la posición peruana, lo que determinó finalmente su derrota, nuevamente destacó el Teniente Rafael Torreblanca, quien fue el guía de la unidad en la ascensión, lo que le valió el ascenso a Capitán, el batallón en tanto debió lamentar la perdida de 16 hombres. Después de una larga estadía en Moquegua la unidad es enviada hacía el sur, para participar en la batalla decisiva de la campaña, Tacna el 26 de Mayo de 1880, nuevamente la unidad es enviada a lo más peligroso de la acción, junto con el resto de la 2° División, debe atacar el centro del dispositivo aliado, defendido por el grueso de los batallones peruanos, fusilados por tropas superiores su ataque pronto pierde fuerza, pero logra mantenerse hasta la llegada de refuerzos, con los batallones de apoyo se logra finalmente la victoria, pero el costo es tremendo, se pierden entre muertos y heridos 296 hombres, es decir exactamente el 50% del personal presentado a batalla, entre las bajas más sensibles se contó el Capitán Torreblanca.
Luego de esta acción el batallón queda acantonado en Tacna, dando el gobierno orden de elevar el batallón a 900 hombres, el 21 de Agosto de 1880, pero posteriormente esta orden quedo sin efecto, al ser ordenada la disolución del otro batallón de la provincia, el "Atacama" N°2, y que esas tropas sirvieran de base para que el "Atacama" N°1 fuera transformado en Regimiento, con fecha 16 de Agosto de 1880.
Tres meses después, como parte de la I brigada de la 1° División, el "Atacama" volvía a la acción, siendo desembarcado en Pisco, donde permanece hasta recibir la orden de marchar hacía Lurín, punto de concentración del ejército que se preparaba para atacar Lima, el Regimiento durante trece días marcha por territorio hostil, sin sufrir bajas.
Llegado a Lurín a fines de 1880, queda en este punto hasta el 12 de Enero de 1881, cuando la unidad inicia la marcha hacía la batalla de Chorrillos, tocándole participar en lo más duro de la lucha, asaltando las posiciones peruanas de Villa, luego de lo cual continua avanzando en demanda del morro Solar, pero su ofensiva no podía progresar a causa de que el ataque se realizaba sin el adecuado apoyo artillero, por lo que en el sector denominado "La calavera", las tropas sufren fuertes bajas y un contraataque peruano que le obligan a retroceder. Pero la victoria sobre el cuerpo de Cáceres en San Juan permite que los refuerzos lleguen y la acción pueda reiniciarse, culminando por fin con la victoria y la destrucción del Cuerpo de Iglesias hacía las 15 horas.

El Regimiento "Atacama" deja Lurín el 12 de Enero de 1881 e inicia la marcha a Chorrillos.
Durante todo el día 14 el cuerpo se reorganiza no pudiendo llegar a determinarse exactamente el número de bajas, ya que el día 15 sorpresivamente rota la tregua que se mantenía entre los ejércitos de Chile y Perú, el "Atacama", nuevamente es enviado a la acción, esta vez en Miraflores, como apoyo de la 3° división, luego de la victoria obtenida, por fin se pudo tener un panorama claro de la cantidad de bajas sufridas por la unidad en las dos batallas, 474 hombres, es decir el 45,5% del total de tropas que disponía la unidad al iniciarse la batalla de Chorrillos, llama la atención el alto número de bajas registrado dentro de los oficiales, perdiendo 21, lo que equivale a cerca de los 2/3 de ellos.
El "Atacama", como parte de la 1° División ocupa el puerto del Callao, hasta que unos meses después es repatriado, valga decir que a lo largo de las seis batallas en las que participó perdió 954 hombres.
Al regreso a casa la unidad es disuelta el 1 de Abril de 1881.

 

Batallón "Atacama" N°2:

A raíz de la brillante participación del Batallón "Atacama" N°1 en la campaña de Tarapacá, el gobierno ordena con fecha 4 de Enero de 1880 la creación de un nuevo batallón de infantería en la provincia de Atacama, recibiendo el nombre de Batallón "Atacama" N°2, la verdad es que esta unidad tubo una vida más bien corta, ya que con fecha 16 de Agosto de 1880 es disuelto, y su personal pasa a engrosar las filas del N°1, ahora transformado en Regimiento.
Esta unidad no entró jamás en combate, pero sin embargo formó parte del ejército de Operaciones Norte, estando de guarnición en Caldera, posteriormente en Ite a fines de Mayo de 1880, luego de que los chilenos conquistarán Tacna quedó en dicha ciudad hasta su disolución.

 

Batallón "Atacama" N°3:

Esta unidad fue creada con posterioridad a la disolución del regimiento "Atacama", permaneciendo en activo hasta el día 1 de Mayo de 1882 cuando fue disuelto.
Poco se sabe de este cuerpo, más que algunos veteranos del N°1 pertenecieron a él.

 

La Guerra del Pacifico ”Gloriosos Batallones de Atacama” Héroes por Siempre. www.batallonesdeatacama.org Por Felipe Varas Erazo.